RELACIÓN ENTRE EMOCIONES Y ENFERMEDADES

“CUANDO EL CUERPO HABLA LO QUE LA BOCA CALLA”.


                                                   

Muchas veces:

·         El resfriado desaparece cuando nos damos permiso de llorar.

·         El dolor de garganta obstruye cuando no es posible llorar (nudo en la garganta).

·         La tos desaparece cuando te expresas y dices las cosas que te lastiman o molestan.

·         El estómago arde (úlceras, gastritis) cuando los problemas no consiguen salir, se tragan.

·         La diabetes invade cuando tienes problemas, te encuentras solo e incomprendido, traicionado y sin entender por qué (no hay

     dulzura en la vida).

·         El cuerpo engorda cuando la insatisfacción los llena todo y hay que taparla (hombre insaciable).

·         El pulmón se oprime cuando el cariño y el amor son asfixiantes (cariño que oprime).

·         El dolor de cabeza aparece cuando las dudas aumentan (rebeldía).

·         El corazón se para cuando el sentido de la vida parece terminar (ya no le encuentras sentido/sabor a la vida)

·         La alergia aparece cuando el perfeccionismo se vuelve intolerable (así refleja el no soportar la realidad que nos rodea).

·         Las uñas se quiebran cuando las defensas se ven amenazadas (miedo, amenaza).

·         El pecho se oprime cuando el orgullo es demasiado grande (angina de pecho).

·         El corazón se infarta cuando sobreviene la ingratitud (decepciones, esperas mucho de los demás).

·         La presión sube cuando el miedo aprisiona (temor exacerbado).

·         Las neurosis paralizan cuando “el niño interior” tiraniza, “¡lo quiero ya…!” (caprichos).

·         La fiebre quema cuando las defensas derriban las fronteras de la inmunidad (coraje, rabia que quema por dentro).

·       Los huesos se deforman cuando tu idea de perfección resulta insoportable de tan rígida, incluso a ti (artritis, artrosis, cáncer de los

    huesos).

·       Tus células se oxidan, cuando existe resentimiento y rencor almacenado por exceso de sumisión y te castigas internamente por eso

   (cánceres, leucemia).                                                                                                                                                                                                                                                                                         -Autor desconocido-

 

Tus dolores callados, ¿cómo hablan en tu cuerpo? Busca ayuda en alguien que te pueda acompañar a organizar tus pensamientos, trabajar tus emociones y recuperar la alegría. Todos precisamos saludablemente de un oyente interesado. Pero todo depende, principalmente, de nuestro esfuerzo personal para hacer que sucedan transformaciones en nuestra vida.                     

REGRESAR
Comments