VIVIR CON UN ADULTO MAYOR




Cuando un adulto mayor llega a la familia, generalmente existen circunstancias extremas que provocan esa situación, por ejemplo la muerte de uno de los cónyuges. Esta antesala, aunada a las características personales del adulto mayor, puede por un momento desafiar las relaciones entre los miembros de la familia que le recibe. 

Tal evento, requiere que la familia se ponga de acuerdo para adaptarse a la nueva situación familiar, en ocasiones se requieren adecuaciones en cuanto a los hábitos de alimentación, el espacio físico, y mucha paciencia y compromiso de cada uno de los miembros para aprender a convivir con el adulto mayor , y todos sean mas felices. 

Es posible que sean necesarios, ajustes emocionales y de carácter cuando se convive con un adulto mayor, ya que, de acuerdo a su estado de desarrollo, estos viven cada día cambios importantes que tienen que enfrentar. La orientación psicológica puede ser muy útil, a la familia y al adulto mayor, para aprender a convivir y a afrontar los conflictos que se pudieran presentar en la familia como consecuencia de este acontecimiento. 

Todo esfuerzo realizado tiene recompensas, la presciencia del adulto mayor en la familia aporta experiencias positivas para la vida, sentido de trascendencia e identidad familiar, pero sobre todo es la semilla, para que exista en cada miembro de la familia, por mas joven que sea, una cultura del envejecimiento exitoso.

Psic. Saasil Rosado C.
Comments